fbpx

Sultana del Lago Editores

Empresa Zuliana de Servicios Editores

[VIDEO]: Lanzamiento de CORRECTOR DE ESTILO de Milton Quero Arévalo

Lanzamiento de CORRECTOR DE ESTILO de Milton Quero Arévalo

Esta novela fue la acreedora del Primer Premio Bienal de Novela “Adriano González León” en el 2004. Certamen literario convocado por el PEN Club de Venezuela, el Grupo Editorial Norma y el Grupo de Empresas Econoinvest. Las palabras de presentación de Corrector de estilo estuvieron a cargo del laureado escritor Adriano González León.

La novela se desarrolla en Maracaibo y narra la historia de Nectario Medrano Rodríguez, quién refugiado ante un grupo de amigos, redime su fracaso en la literatura. Nectario, se dedica a corregir el manuscrito de las memorias, de una joven mujer llamada Misleidy, de la cual poco a poco se enamora, a medida que corrige su manuscrito.

«…Vuelvo a Maracaibo, esta vez de manera plena, absoluta, en la hermosa novela de Quero Arévalo, que me he leído ya tres veces, encantado como he sido por su trama y la música vigorosa, sin temblores ni vacilaciones de su estructura y su forma»
José Napoleón Oropeza.

«Toda la novela es un gozoso itinerario de maestría expresiva, de maduro dominio verbal; me atrevo a afirmar que, -con todas las consecuencias que implica- con esta novela Milton Quero Arévalo arriba a su mayoría de edad literaria e ingresa al selecto club de nuestros más prometedores narradores venezolanos de comienzo del siglo XXI».
Rafael Rattia.

“En general, se siente una narración dinámica y bien construida, una tensión adecuada que no hace de la novela un ensayo o una crónica, que permite sentir al lector que se le está narrando una historia sin pretensiones, bien contada, con una estructura equilibrada y con un lenguaje trabajado que deja ver el oficio del escritor”.
Luz Marina Rivas.

“Si la ironía es una forma elevada de decir la verdad, Milton Quero Arévalo se eleva por el despejado cielo marabino, para entregarnos una novela que se disfruta arrimado a una buena sombra. Una prosa precisa y directa, recargada de modismos en sus diálogos y despejada y transparente a la hora de describir unos estados de ánimo demasiado condicionados por el clima”. Marc Caellas.

“Es también una inmensa pieza teatral, porque el escritor es un dramaturgo que todo lo lleva a darle biografías e historias intimas a sus vivos personajes, donde se trabaja, se ama, se sufre, se sueña y hasta se bebe sin perder la conciencia. Es un texto que genera envidias por su generalidad y su simpleza.(…) ¡Hay que leerla para el viaje que nos espera!»
Edgar Moreno-Uribe.

“El escritor es duro con la ciudad que ama, con sus habitantes y con quienes la han ‘desgobernado’ Ciudad de precariedades acumuladas, tiende a creerse única y diferente; de pronto lo es a pesar de ella misma. (…) La novela está bien escrita y se lee de un ‘tirón’ no poco mérito en un libro de narrativa”.
Ángel Lombardi.