4 diciembre 2020

Sultana del Lago Editores

Empresa Zuliana de Servicios Editores

Venezuela está de luto: falleció el poeta Armando Rojas Guardia

Tras un mes de complicaciones de salud, que se sumaron a su frágil historial clínico, falleció en la ciudad de Caracas este jueves 9 de julio el gran poeta venezolano Armando Rojas Guardía. 

Armando, nació en Caracas, el 8 de septiembre de 1949; fue poeta, ensayista y tallerista literario de larga trayectoria, con cuya labor formó a cientos de hombres y mujeres de las letras nacionales. Fue reconocido como una de las voces fundamentales de la lírica venezolana contemporánea. Entre 1967 y 1973 fue marcado por la experiencia religiosa como estudiante jesuita, llegando a formar parte de la Comunidad de Solentiname (Nicaragua) dirigida por Ernesto Cardenal.

Rojas Guardia cursó estudios de Filosofía en Caracas (UCAB), Bogotá y Friburgo (Suiza); ingresó, en 1969, en el Seminario Instituto Pignatelli de Los Teques, en Venezuela, de donde emergió, en 1971, sin ordenarse como sacerdote; desde entonces se desempeñó como editor, investigador y profesor. Por su libro El Dios de la intemperie (1985)  fue catalogado como parte pensamiento místico latinoamericano y una voz disidente del pensamiento cristiano ortodoxo. También fue pionero en las iniciativas de inclusión de la comunidad LGBT en Venezuela, siendo sus poemarios manifestaciones artística del amor homosexual.

Fue hijo del poeta caraqueño Pablo Rojas Guardia (1909-1978), ganador del Premio Nacional de Literatura; y de Mercedes Álvarez Gómez (1919-1973). Durante los primeros siete años de vida se residenció en Praga, Haití y Nicaragua como consecuencia de los cargos diplomáticos de su padre. En su juventud vivió en Bogotá, en Friburgo (Suiza) y en Solenriname (Nicaragua), con Ernesto Cardenal. Posteriormente su vida transcurrió entre Caracas y Mérida.

Su obra ensayistica se extendió en reflexiones y relecturas de textos fundamentales de San Juan de la Cruz, Santa Teresa, Luis de Góngora, T.S. Eliot, Maurice Blanchot, Georges Bernanos, Gilles Deleuze, Jorge Luis Borges, Aldous Huxley, Rainer Maria Rilke, James Joyce, Friedrich Nietzsche, Nicolás Maquiavelo, Immanuel Kant, Fernando Pessoa, William Faulkner, Franz Kafka, Arthur Rimbaud, John Milton, William Blake, el marques de Sade, Jüng, George Bataille, Cesare Pavese, Dante Aligieri, Paul Ricoeur, Albert Camus, Lezama Lima, Octavio Paz y Rafael Cadenas.

Su vocación como escritor se inició en su hogar y jugó un papel importante su participación en el Taller de Calicanto de Antonia Palacios, donde se cimienta con su activa participación en la formación del Grupo Tráfico (1981) junto a otros reconocidos poetas, entre los que figuran: Igor Barreto, Yolanda Pantin, Miguel Márquez, Rafael Castillo Zapata y Alberto Márquez.

Rojas Guardia ganó el Premio de Poesía del Consejo Nacional de la Cultura de Venezuela en dos oportunidades (1986, 1996) y el Premio de Ensayo de la Bienal «Mariano Picón Salas» (1997). En 1985 recibió el Premio “Casa de la Cultura de Maracay 1985”, Mención Narrativa, por el cuento: Prosperina. En el año 2012 fue postulado al IX Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca. El Festival de Poesía de Maracaibo, en su tercera edición, le rindió un homenaje nacional a su obra poética y ensayistica; y lo nombró Miembro Honorario del Movimiento Poético de Maracaibo; del mismo modo el 2017 la Feria Internacional de Libro de la Universidad de Carabobo (FILUC) en su edición Nº 17, lo escogió como uno de los escritores homenajeados, junto a Ana María Del Re y Orlando Chirinos. En 2015 fue elegido como miembro de número de la Academia de la Lengua en Venezuela y se incorporó en el año 2016 con el sillon W. Desde el año 2000 la comunidad intelectual pidió para él el Premio Nacional de Literatura, pero el gobierno chavista siempre se lo negó.

Sultana del Lago Editores inició en 2018 un proyecto de reedición de su obra poética y ensayistica que comenzó con al edición de El violín de Einstein (2018), siguió con “Hacia la noche viva” (2019) y este año se presentaría la reedición de “Yo que supe de la vieja herida” en ocasión de los 35 años de su primera edición.

Obra poética:
Del mismo amor ardiendo (1979)
Poemas de Quebrada de la Virgen (1985)
Yo que supe de la vieja herida (1985)
Hacia la noche viva (1989)
La nada vigilante (1994)
El esplendor y la espera (2000)
Patria y otros poemas (2008)
Pequeña serenata amorosa (2019)

Obra ensayística:
El Dios de la intemperie (1985)
El calidoscopio de Hermes (1989)
Diario merideño (1991)
El principio de incertidumbre (1994)
Crónica de la memoria (1999)
La otra locura (2017)
El deseo y el infinito (2015 – 2017) (2017).
El violín de Einstein (2018)

A %d blogueros les gusta esto: